Stephenie Meyer: Amanecer


La saga de vampiros y licántropos que ha conmocionado el panorama de la literatura juvenil internacional (Crepúsculo, Luna Nueva y Eclipse) quedó completada hace poco más de un año con la última entrega concebida por su autora, la norteamericana Stepheine Meyer (Hartford, 1973), titulada ?como no podía ser de otro modo? Amanecer (?Breaking dawn?). Al igual que sucedía con las anteriores, aunque su lectura es inteligible en sí misma y cabe efectuarla de manera autónoma, la trama, conexa, no cobra todo su sentido sin haber leído sus precedentes, y sin seguir la evolución de los personajes y sus relaciones personales. Ello explica que los cuatro títulos hayan continuado vendiéndose a la vez, cuantiosamente, durante 2009 y de hecho ya se estén comercializando reunidos en un pack especial para coleccionistas.
SPOILER

El triángulo amoroso Jacob/Bella/Edward forma de nuevo en Amanecer el eje central de esta intriga melodramática, si bien en esta ocasión Meyer procuró introducir algunas novedades como la narración desde el punto de vista del hombre-lobo, Jacob, en una de sus partes, lo que aumenta su protagonismo frente a su rival vampiro Edward y aporta variedad al relato. También el embarazo de la humana Bella sorprendió a los seguidores de la serie, al provocar la conversión de aquélla al vampirismo de un modo inesperado. El nacimiento de esta nueva criatura entre quiróptero y ser humano, y la ?imprimación? ?la atracción incontrolable? de Jacob hacia ella, dejan un final de novela susceptible de ser continuado en un futuro, a partir del muy previsible y conflictivo idilio.

¿Qué es lo que tiene esta saga para gustar tanto y ser asimismo tan denostada ?pero sin dejar indiferente?, provocando tanta adicción entre jóvenes y mayores? Estilísticamente, presenta todas las características del folletín clásico: uso del suspense ?cosa fundamental al ser una historia por entregas?, predominio del párrafo breve, la frase corta y los puntos y aparte, para hacer más sencilla su lectura al lector poco ?avezado? ?como cabe imaginar su público potencial?, proliferación de diálogos, etc. El motivo vampírico, aunque tratado con cierta originalidad, goza ya de larga tradición literaria y, desde luego, se da en el folletín una estética romántica degenerada que conecta con el kitsch ?que la posmodernidad ha revalorizado?. También lo sobrenatural, cambiar de estadio de naturaleza, ha sido siempre uno de los fundamentos de la literatura fantástica.

El problema consistiría, quizá, en determinar hasta qué punto cabe mayor calidad literaria dentro de un género de estas características. En cualquier caso, bienvenido sea el fenómeno fan adolescente, si deja con ganas de seguir leyendo libros, dentro de la literatura y no sólo en la música o el cine ?industria de la que también participa la obra de Meyer?.

Facebook
Stephenie Meyer: Amanecer

1 comentario:

  1. My compliment for your blog and pictures included,I encourage you to photoblog

    CLICK PHOTOSPHERA

    Even week another photo album

    Greetings from Italy,

    Marlow

    ResponderEliminar

Twitter

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin